Dell Children’s Medical Center of Central Texas
Search
Can’t find it?
A - Z index
...

Noticias de salud en español Los niños se benefician de una dosis temprana de la vacuna contra el sarampión, halla un estudio -- Mary Elizabeth Dallas

MARTES, 15 de octubre (HealthDay News) -- Los niños deben recibir la primera dosis de la vacuna contra el sarampión cuando tienen entre un año y 15 meses de edad para evitar mejor los efectos secundarios de la vacuna, según un informe reciente.

Investigadores del Instituto de Investigación en Salud de Kaiser Permanente Colorado hallaron que cuando la primera dosis de la vacuna contra el sarampión se administra antes, los niños tienen un menor riesgo de fiebre y convulsiones. El estudio aparece en la edición en línea del 14 de octubre de la revista JAMA Pediatrics.

"Hallamos que la magnitud del aumento en el riesgo de fiebre y convulsiones tras la inmunización con las vacunas que contienen sarampión durante el segundo año de vida depende de la edad", apuntó en un comunicado de prensa de Kaiser Permanente el autor principal del estudio, el Dr. Ali Rowhani-Rahbar.

"Aunque las vacunas que contienen sarampión administradas entre los 12 y los 15 meses de edad se asocian con un pequeño riesgo de fiebre y convulsiones tras la inmunización, la administración retrasada hasta los 16 a 23 meses de edad resulta en un mayor riesgo de esos eventos adversos", añadió Rowhani-Rahbar.

Los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) recomiendan que todos los niños reciban la primera de una serie de dos dosis de la vacuna contra el sarampión entre los 12 y los 15 meses de edad. Pero los investigadores apuntaron que la mayoría de los niños reciben la primera dosis entre los 12 y los 23 meses de edad, y que apenas el 85 por ciento de los niños habían recibido esta vacuna para cuando tenían 19 meses de edad.

Los investigadores usaron datos de la base de datos Vaccine Safety Datalink para examinar el efecto de la edad de los niños sobre el riesgo de fiebre y convulsiones tras una vacuna contra el sarampión. Los investigadores tomaron en cuenta varias combinaciones de vacunas, incluso: cualquier vacuna que contuviera sarampión; la vacuna contra el sarampión, la papera, la rubeola y la varicela (SPRV); y la vacuna contra el sarampión, la papera y la rubeola (SPR) provista con o sin una vacuna separada contra la varicela.

Tras analizar los expedientes de más de 840,000 niños de entre 12 y 23 meses de edad que recibieron una vacuna contra el sarampión entre 2001 y 2011, los investigadores hallaron que tras recibir cualquier vacuna contra el sarampión, todos los niños tenían un mayor riesgo de fiebre y convulsiones entre siete y diez días tras la vacunación. Pero el riesgo relativo de esos efectos secundarios adversos en ese periodo fue mucho más bajo entre los que tenían de 12 a 15 meses de edad que entre los que tenían de 16 a 23 meses de edad.

Sin embargo, las tasas de fiebre disminuyeron de forma constante entre 12 y 13 días tras la primera dosis de la vacuna en los niños que tenían de 19 a 23 meses de edad. El estudio reveló que las convulsiones eran más prevalentes entre los niños de 16 a 18 meses de edad.

Los investigadores anotaron que las tasas de fiebre y convulsiones entre siete y diez días después de que los niños recibieran la vacuna fueron mucho más altas entre los que recibieron la vacuna MMRV que entre los que recibieron la vacuna MMR con una vacuna separada contra la varicela.

"Las directrices de Kaiser Permanente para las vacunas que contienen sarampión concuerdan con las recomendaciones de los CDC", afirmó en el comunicado de prensa el Dr. Matthew Daley, pediatra e investigador principal del Instituto de Investigación en Salud de Kaiser Permanente Colorado. "Los hallazgos del estudio reafirman a los padres que estas vacunas son más seguras cuando los niños las reciben entre los 12 y los 15 meses de edad".

Independientemente de la edad de los niños cuando recibieron la primera dosis de la vacuna contra el sarampión, los investigadores apuntaron que el riesgo de fiebre y convulsiones seguía siendo bajo.

La autora principal del estudio y codirectora del Centro de Estudios sobe las Vacunas, la Dra. Nicola Klein, apuntó en el comunicado de prensa que "los padres preocupados deben comprender que el riesgo de convulsiones febriles tras cualquier vacuna que contenga sarampión es bajo, de menos de una convulsión febril por cada 1,000 inyecciones".

Estudios anteriores también han mostrado que las vacunas contra el sarampión administradas entre un año y 23 meses de edad se asocian con un mayor riesgo de fiebre y convulsiones de una a dos semanas tras la inmunización cuando la replicación del virus de la vacuna está en su punto máximo.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrece más información sobre la vacuna contra el sarampión.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

Browse Health News

From
...
...