Dell Children’s Medical Center of Central Texas
Search
Can’t find it?
A - Z index
...

Noticias de salud en español Las decisiones que los padres toman sobre la alimentación podrían aumentar el riesgo de enfermedad celíaca del bebé Por Steven Reinberg
Reportero de Healthday

LUNES, 7 de octubre (HealthDay News) -- Retrasar la introducción del gluten en la dieta del bebé y amamantar durante más de un año parecen aumentar el riesgo de enfermedad celíaca, informan unos investigadores.

Las personas con enfermedad celíaca sufren una reacción alérgica al gluten, una proteína encontrada en el trigo, el centeno y la cebada. Con el tiempo, esta respuesta anómala puede dañar al intestino delgado y restringir la nutrición, afectando el crecimiento y el desarrollo de un niño.

"Evitar el gluten tanto tiempo como sea posible no parece aconsejable", apuntó el líder de la investigación, el Dr. Ketil Stordal, investigador y asesor pediátrico del Instituto Noruego de Salud Pública, en Oslo.

La introducción tardía del gluten, tras los seis meses de edad, se asocia con un mayor riesgo de enfermedad celíaca, y la lactancia materna no reduce el riesgo, añadió.

Sin embargo, "no creemos que esto indique ninguna desventaja de la lactancia materna", enfatizó Stordal.

Aunque el informe, que aparece en la edición en línea del 7 de octubre de la revista Pediatrics, halla una asociación entre una lactancia prolongada y un retraso en la introducción del gluten con la enfermedad cardiaca, no establece causalidad directa.

Se siguen necesitando ensayos aleatorios, comentó Stordal. Si los hallazgos se sostienen, podría significar que "hay un periodo importante para iniciar la introducción del gluten en pequeñas cantidades entre los 4 y los 6 meses de edad", añadió.

Lara Field, dietista pediátrica y asesora de nutrición del Centro de la Enfermedad Celíaca de la Universidad de Chicago, dijo que hay mucha discusión sobre cuándo iniciar los alimentos sólidos y cómo prevenir la enfermedad celíaca y las alergias alimentarias.

"Mi recomendación es comenzar los sólidos cuando el desarrollo del bebé lo haya preparado para ello", apuntó. El momento es cuando los bebés puedan sentarse sin ayuda, sostenerse en los codos y han perdido el reflejo de extrusión lingual, es decir, sacar la lengua de la boca. "Esa preparación en el desarrollo generalmente ocurre entre los 4 y los 6 meses", comentó.

La nueva información del estudio es que la lactancia más allá de los 12 meses podría aumentar el riesgo de enfermedad celíaca, señaló Field.

"Son datos nuevos y quizás la potencia estadística es demasiado baja para probar esta teoría", añadió.

Field dijo que sugiere rutinariamente la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses, y luego reducir poco a poco la leche materna a medida que se aumentan los alimentos sólidos hasta la edad de un año. Esto concuerda con las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics). Al año de edad, sugiere hacer la transición a la leche de vaca o a una alternativa, como bebidas de almendra, coco, cáñamo o soya.

Al menos un experto no se mostró convencido de que el momento en que se introduzca el gluten o la lactancia prolongada tengan que ver con el desarrollo de la enfermedad celíaca.

"Si alguien tiene la conformación genética para sufrir la enfermedad celíaca y el gluten se introduce en cualquier momento, contraerá la enfermedad", sentenció el Dr. William Muinos, codirector de gastroenterología pediátrica del Hospital Pediátrico de Miami, en Florida.

"Debemos concentrarnos en esto, la genética de estos pacientes, y no si fueron introducidos al gluten temprano o tarde, ni la lactancia materna, ese no es el problema", añadió Muinos.

Alrededor de uno de cada 133 estadounidenses sufre de enfermedad celíaca, según el Repositorio Nacional de Información sobre Enfermedades Digestivas de EE. UU. Es mucho más común entre los niños que tienen un padre o hermano con la enfermedad. Además de la comida, el gluten se halla en muchos productos cotidianos, como las vitaminas y los complementos, los fármacos, el protector labial, y el pegamento hallado en sellos y sobres.

Para el estudio, el equipo de Stordal recolectó datos sobre 107,000 niños del Registro Noruego de Pacientes. La introducción del gluten se reportó durante los primeros seis meses del bebé y la lactancia durante los primeros 18 meses.

Entre los casi 82,200 niños incluidos en el análisis final, 324 contrajeron enfermedad celíaca. En el ocho por ciento de esos casos, los bebés comenzaron a comer alimentos con gluten a los 4 meses de edad o antes. En el 45 por ciento de los casos, el gluten se introdujo entre los 5 y los 6 meses de edad, mientras que casi el 47 por ciento de los que contrajeron enfermedad cardiaca comenzaron a comer alimentos con gluten tras los seis meses.

El riesgo de enfermedad celíaca aumentó en un 27 por ciento cuando el gluten se introdujo tarde, anotaron los investigadores.

Y la lactancia materna tras un año de edad se asoció con un aumento del 49 por ciento en el riesgo de enfermedad celíaca, reportaron los autores del estudio.

Más información

Para más información sobre la enfermedad celíaca, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

Browse Health News

From
...
...